Inicio USA Manifestantes muestran heridas por pelotas de goma que les lanzó la policía

Manifestantes muestran heridas por pelotas de goma que les lanzó la policía

137

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Siguen dándose casos extremos de violencia policíal en un intento de silenciar y diseminar las concentraciones masivas de personas que protestan por la muerte de George Floyd en todo Estados Unidos.

Durante el fin de semana, el 31 de mayo, se compartieron videos que mostraban a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley empujando a personas, muchas de ellas vulnerables, al piso, presionando sus rodillas contra el cuello de los manifestantes y usando balas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a las multitudes.

Poco después, comenzaron a surgir fotos que mostraban el tamaño de las balas de goma disparadas contra los manifestantes, así como la verdadera extensión del daño causado por esos artefactos.

Las balas de goma se consideran un método no letal de control de multitudes. Si se dispara a una distancia lo suficientemente larga y se dirige hacia las extremidades inferiores de las personas, como el muslo, como se pretendía, no deberían romper la piel y solo deberían provocar un hematoma.

Sin embargo, cuando se dispara a una distancia demasiado corta o al objetivo equivocado, la cara, por ejemplo, las balas pueden ser extremadamente peligrosas y, en algunos casos, incluso letales.

Se han compartido en línea casos como este, que ocurrieron durante las protestas actuales. Agentes de policía fueron acusados ​​de disparar a manifestantes pacíficos e incluso periodistas a corta distancia con las balas de goma.

Guzmán-López tampoco fue el único periodista en ser atacado. Josh Sanders, reportero de 12 News en Arizona, fue golpeado por otra bala de goma.

Afortunadamente, la bala lo golpeó en el muslo, donde es menos probable que causen daños realmente graves, aunque sí le rasgó la piel.

Linda Tirado, una fotógrafa y autora independiente, quedó permanentemente ciega de su ojo izquierdo después de que la policía le disparó en la cara con una de las balas de goma en Nashville.

En una serie de tuits, Tirado dijo que la bala “explotó su globo ocular”, y agregó: “Mi visión se ha ido, aparte de que tendré una cicatriz”.

Sin embargo, la fotógrafa dijo que su lesión no era lo importante e instó a las personas a centrarse en el problema real: la policía está “reprimiendo violentamente a las multitudes que simplemente no quieren ser abusadas por el estado por el color de su piel”.

“Una mujer blanca que pierde un ojo no es la lesión en la que debemos centrarnos aquí”, agregó. “Dicho de otra manera: no podrían haberme disparado si no hubieran disparado en absoluto. Y las personas a las que disparan son personas que protestan por décadas de violenta supremacía blanca “.

Las protestas continúan en todo el país y en todo el mundo, con miles de personas exigiendo que los cuatro oficiales involucrados en la muerte de Floyd sean llevados ante la justicia.

Mientras Derek Chauvin, el oficial de policía de Minneapolis que se arrodilló en el cuello de Floyd durante casi nueve minutos hasta que perdió el conocimiento y murió, fue acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario. Los otros tres policías, solo han sido despedidos por el momento.

El abogado principal de la familia de Floyd, Ben Crump,ha pedido que Chauvin sea acusado de asesinato en primer grado. Su familia está de acuerdo y también quiere que los otros tres oficiales involucrados sean arrestados.