Inicio Leer para Creer Médico italiano acusado de matar a pacientes con COVID-19 para liberar camas

Médico italiano acusado de matar a pacientes con COVID-19 para liberar camas

165

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Los mensajes que lo acusan

«No puedo aceptar matar pacientes solo porque quiere liberar camas», decía uno. Una de las enfermeras también tomó una foto de las drogas usadas por Mosca y la reenvió por WhatApp a un colega. El colega respondió que Mosca le habría pedido que administrara esos medicamentos a varios pacientes, pero que se había negado, recomendándole al médico su hospitalización ya que «todavía había camas disponibles». Los investigadores policiales dijeron que las sustancias no se habían incluido en los registros de los pacientes, como era el caso de aquellos que realmente las necesitaban antes de la intubación.

La policía dijo que la administración de los medicamentos había causado una «depresión respiratoria letal» en los pacientes. Su conducta de Mosca fue agravada por haber pedido reiteradamente, antes de administrarle las sustancias, que lo dejaran solo con los pacientes que pronto morirían.

Los casos investigados

En el primer caso, de acuerdo a los investigadores, la víctima no estaba en condiciones tan graves como para morir en un plazo de cinco minutos, como ocurrió luego de la intervención de Mosca. El doctor Mosca pidió a las enfermeras que le trajeran succinilcolina y «lo dejaran solo en la habitación con la víctima». Los investigadores afirman que Mosca también falsificó la historia clínica, para que mostrara condiciones mucho más graves que aquellas en las que se encontraba la víctima. Para los investigadores, si el médico no hubiera administrado esos medicamentos, los pacientes probablemente no hubieran muerto.

Mosca, por su parte, niega las acusaciones.

«Todavía escucho el silbido del oxígeno»

En medio de las acusaciones, volvió a circular una entrevista que Mosca concedió el pasado junio, en la que recordaba los momentos de colapso sanitario en marzo, cuando los investigadores creen que mató a los dos pacientes. « La cabeza estaba siempre metida en el hospital, en los pacientes, en lo que había que hacer».