Inicio Opinión MÉXICO: Vacunación en tiempos de “infodemia”

MÉXICO: Vacunación en tiempos de “infodemia”

556

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Por fortuna cada día son menos los que con estertores estilo Beltrán del Río o Sergio Aguayo nos dan a conocer sus muy personales pensamientos y sentimientos; y solo ellos van perdiendo con sus medios las audiencias  y lectores que algún día tuvieron. En los casos de los adultos mayores ni Sergio Aguayo, ni Aguilar Valenzuela manifestó un agradecimiento a la vacunación, al enfermero o enfermera, a la vida por permitirles una protección así; al creador, a Dios, a Alá, a Jesús, en fin.

Por Raúl Caraveo Toledo                    @raulcaraveo

El proceso de vacunación contra el virus SARS-Cov2 que origina Covid-19 la pandemia puso en la escena internacional la injusta distribución de riesgos y catástrofes que se producen por la injusta distribución de la riqueza en el mundo, los intereses de los países más poderosos sobresalen cada semana; Estados Unidos y Canada hoy dan un ejemplo de egocentrismo que rompe cualquier tratado internacional, tienen el dinero, el poder, la fabricación y  la distribución, y creen que así –con prepotencia- pueden salir victoriosos del letal virus.

Los países en subdesarrollo se encuentran a la mitad de la tabla por un lado con las presiones de los países más débiles que no son escuchadas y por el otro con las reacciones impositivas de los países más poderosos. Canada compró 358 millones de vacunas hasta este momento para una población de 37.6 millones de habitantes; y también destinará 163 millones de dólares americanos para la compra de vacunas desarrolladas domésticamente entre ellas la Medicago, que es la primera vacuna posible desarrollada en Norteamérica; Otawa invertirá 132 millones de  USD para que Medicago construya en Quebec una planta de producción, esta empresa cuenta con financiamiento del Pentágono estadounidense y de la tabacalera Philip Morris Internacional. Quizá a un gran fumador le toque ser beneficiado con esta vacuna, solo que tiene que vivir o viajar a Canada.

Así como la pandemia lo modificó todo, también saca a relucir lo mejor y lo peor de países y personas. En México a cada acción por parte del Gobierno Federal no se hacen esperar las reacciones viscerales de opositores que enquistados en algunos medios de comunicación del anciano régimen tienen que esparcir información falsa o real pero con un enfoque pernicioso socialmente. El término es nuevo y aún no se registra en la Real Academia de la Lengua; infodemia es epidemia nociva de rumores que se genera durante los brotes, con lo que se ha pasado de la intoxicación informativa individual a la epidemia informativa colectiva.

En los días recientes la llegada de vacunas y la puesta en marcha de vacunación a adultos mayores generó algunas reacciones difíciles de creer por el supuesto nivel de sus autores;

Pascal Beltrán del Rio, director editorial de Excélsior, intelectual orgánico del pasado ante el anuncio de la llegada a México de 870 mil vacunas  procedentes de la India, con anuencia y apoyo de su Gobierno que autorizó la entrega de 24 millones de vacunas a 21 naciones distintas, entre ellas México, esto a pesar que ellos deben inmunizar a mil 300 millones de sus habitantes. A lo anterior Beltrán del Rio escribió:

¿Como que India nos mandó vacunas “como gesto de solidaridad”? ¿Pues qué somos? Eso es como cuando tu tía te manda la ropa usada de sus hijos”, sin duda refleja una realidad muy distinta a la de millones de mexicanos, quizá una gran mayoría de mexicanos; él se pinta solo de cuerpo entero. No es que no entienda, simplemente está desfasado; imagínenlo así dirigiendo la mesa de redacción de un periódico nacional –que por cierto va a la quiebra-  si así es el director cómo estarán los demás redactores y editores. Su colega Xavier Tello hizo segunda afirmando:

“Lo peor es que el Canciller indio dijo que eran “un regalo para México”. ¿En serio es regalo o solo fue una frase cordial?”, el señor Tello se auto-describe  asi; Health policy analyst & advisor Healthcare consultant Pharma & Biotech communication expert Speaker Op-ed writer” sin duda otro tipo que presume de inteligente e interesante. Otro –ya para terminar- que siguió esta racha: el corresponsal Ariel Moutsatsos esribió;

“Somos miembro de la OCDE y del G20 pero eso es fifi y exige gobernar bien. Mejor demos lástima” Ariel Moutsatsos dice ser; “Corresponsal/Bureau Chief, Internacionalista, comunicador, journalist, comunicator al parecer de Televisa, WRadio, así literal. Así se describen ellos, se apoyan  y creen hacer el 1-2 sin prever el ridículo que provocan.

Beltrán del Rio, Xavier Tello y Ariel Moutsatsos son ejemplo perfecto de lo que no se debe hacer en periodismo, son cualquier cosa menos comunicadores. Sin embargo hacen muy poco daño, pero daño al fin.

El penúltimo caso de personajes “influyentes” lo dio Sergio Aguayo dijo por medio de sus escritos;  “Esperando la vacuna. La banqueta estrechísima y no hay algún agente reduciendo la velocidad de los autos y camiones. ¿Y si se lo pido al Servidor que nos observa?”

 “Consensos de la fila. Los de la CDMX (chaleco verde del Instituto del Deporte) son más simpáticos que “Los de Morena” (palabras de adulto mayor). Se contradicen entre ellos.” 

“La solidaridad entre quienes están formados hace llevadera la espera en la fila. Y no faltan imágenes típicas como los vendedores de futsis (Sic) congelados, hot dogs o cubrebocas”, “Terminó la espera. Ya me pusieron la vacuna… una Servidora a tomarme una foto sin las caretas. Para hacerme una historia clínica”

Y Rubén Aguilar Valenzuela, ex vocero de Vicente Fox escribió; “Son las 12.00. Tres horas de fila. Esta parada. Las personas no protestan, no hacen ninguna crítica. Su resignación duele. @GobCDMX

En los casos de los adultos mayores ni Sergio Aguayo, ni Aguilar Valenzuela manifestó un agradecimiento a la vacunación, al enfermero o enfermera, a la vida por permitirles una protección así; al creador, a Dios, a Alá, a Jesús, en fin.

Por fortuna cada día son menos los que con estertores estilo Beltrán del Río nos dan a conocer sus muy personales pensamientos y sentimientos; y solo ellos van perdiendo con sus medios las audiencias  y lectores que algún día tuvieron.

Gracias por su lectura y recomendaciones en twitter y facebook

@raulcaraveo

*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de la Facultad Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la  Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de  Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com  www.sinlineamx.com     www.gobernantes.com    www.revistadigitalqr.com.mx  www.todoincluidolarevista.com  www.noticaribe.com www.insurgentepress.com.mx  y en Chicago, Illinois en  www.laprensaus.com  y www.vocesmigrantes.us