Inicio Migrantes Michoacanos llegan a Tijuana, muchos hacen lo inimaginable por cruzar

Michoacanos llegan a Tijuana, muchos hacen lo inimaginable por cruzar

142

La familia llegó a la frontera con el plan que apenas unas semanas antes había funcionado a un familiar suyo que también tuvo que huir de la guerra entre carteles en el estado de Michoacán. Yo los entiendo porque están desesperados y eso los lleva a buscar nuevas formas para cruzar la frontera. «Yo los entiendo porque están desesperados, y eso los lleva a buscar nuevas formas para cruzar la frontera», explicó por su parte un pastor que dirige otro albergue en Tijuana. El pastor Albert Rivera, del refugio Ágape para migrantes, explicó que cuando el presidente Joe Biden asumió el cargo el 20 de enero, decidió cancelar un programa que obligó a decenas de miles de migrantes a quedarse en la frontera mexicana mientras se revisaban sus peticiones de asilo.

«El presidente decidió que pasaran unos 25,000 migrantes que tenían todavía casos pendientes en ese programa. Luego, cuando ya pasaron esos miles de personas, comenzaron a dejar pasar nada más de 25 a 40 migrantes cada día a lo largo de toda la frontera», dijo. De acuerdo con organizaciones de defensa de migrantes en Tijuana, mientras solo unos cuantos cruzaban diario la frontera, cada día llegaban cientos a la ciudad en busca de asilo. El CJNG también tiene presencia en Tijuana, se disputa el estado con el cártel de Sinaloa, y muchos migrantes michoacanos temen ser identificados y que haya represalias por haber huido.

Los intentos de cruzar en vehículos rentados disminuyeron conforme los agentes fronterizos exigieron mostrar identificaciones antes de llegar a la demarcación amarilla de la frontera sobre el asfalto en las garitas. Los migrantes avanzaban básicamente sin tener que formarse entre las hileras de vehículos que, en espera, avanzaban lentamente. Y los migrantes motociclistas solo revelaban que se entregaban en busca de asilo cuando ya estaban dentro de territorio estadunidense y frente a inspectores de CBP. El pastor Rivera cruzaba casualmente la frontera por la garita de Otay en San Diego cuando se encontró con que CBP por primera vez había ordenado también a los conductores de motocicletas que hicieran una fila para cruzar a California y mostraran antes de pasar sus documentos migratorios.

No lo sabemos, pero los migrantes están desesperados, y como vemos, el ingenio no les falta», dijo el pastor. » Y aun aquellos motociclistas que cruzaban la frontera, eran dirigidos a una zona de inspección pormenorizada. » Los migrantes insisten entregarse en las garitas y evitan cruzar por campo abierto la frontera, porque debido a una medida sanitaria en el marco de la pandemia, el Título 42, la patrulla los expulsa de inmediato, muchas veces incluso por el mismo sitio pro el que entraron a Estados Unidos, sin darles tiempo a pedir asilo. » » » » .