Inicio Farándula Modelo erótica y celebridad cristiana recibe 50 peticiones de matrimonio al día...

Modelo erótica y celebridad cristiana recibe 50 peticiones de matrimonio al día a través de Instagram

227


■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Una mujer cristiana y muy devota, recurrió al modelaje después de romper con su novio. Ahora recibe 50 propuestas de matrimonio por semana de sus admiradores.

Jessica Sunok, de Raleigh, Carolina del Norte, comenzó a modelar profesionalmente en 2016 y desde entonces ha acumulado más de 577,000 seguidores al mostrar su glamorosa vida y su impresionante figura en imágenes.

Sus poses eróticas e insinuantes poco tienen que ver con su fe y su relación con la religión.

La joven de 22 años fue bautizada recientemente, un evento que describió como “un gran momento” para Dios y ella misma, y ​​aunque compartió el momento con sus seguidores, enfatizó el hecho de que sus imágenes no definen su relación con Dios.

Antes de convertirse en modelo, Jessica trabajó como peluquera y como gerente de ventas de quioscos en un centro comercial, donde ganaba solo $ 12 dólareas por hora. Ella siempre había estado interesada en el modelaje, pero no fue hasta que rompió con su novio de siete años que decidió hacer una carrera con eso.

En un esfuerzo por comenzar su nueva vida, Jessica fue a un show de autos local y conoció al dueño, quien la contrató para trabajar como una chica del espectáculo. Participó en varios concursos de bikini y en poco tiempo sus sesiones de fotos se publicaron en revistas.

La joven de 22 años se centró en sumar seguidores y en convertirse en celebridad de Instagram y, como resultado de su dedicación, ahora gana más de $100,000 dólares al mes.

Jessica recibe regularmente elogios y mensajes de adoración de sus admiradores, y algunos toman medidas desesperadas en un intento de llamar su atención.

Recibe un promedio de 50 propuestas de matrimonio por semana. Incluso hay algunos seguidores que le envían dinero para llamar su atención.

Aunque Jessica atravesó algunas ‘experiencias bastante traumáticas cuando era niña y adulta que la hicieron cuestionar su fe en Dios, cree que “las pruebas no están hechas para ser fáciles y no pasaríamos por nada de lo que no estábamos obligados a manejar “, dice.