Inicio Migrantes Niñas estadounidenses deportadas a México pudieron regresar a su país

Niñas estadounidenses deportadas a México pudieron regresar a su país

231

SAN YSIDRO, California – Una mujer hondureña con dos hijas con pasaporte estadounidense regresó este sábado a California, 69 días después de que la Patrulla Fronteriza los expulsara a México al considerar que no eran elegibles para entrar al país a pesar de ser ciudadanas. «No es legal que no dejen entrar a mis hijas a su país», dijo la indocumentada hondureña Gladys Alvarenga, madre de Naydelyn y Vianela, de 12 y 10 años, respectivamente, y estadounidenses de nacimiento. Naydelyn, la mayor de las hijas, explicó que mostró su pasaporte estadounidense al oficial e, incluso, Vianela le explicó que desea entrar en las fuerzas armadas cuando tenga la edad requerida. Pero, dijo la madre, el agente fronterizo ignoró a las niñas y su pedido para que las menores estadounidense pudieran quedarse en el país con el padre de una de ellas, residente legal que vive en Atlanta , pero el uniformado rechazó esa posibilidad alegando que las pequeñas debían quedarse con su madre.

La madre llamó entonces a una oficina local del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados , que envió a un representante a recoger a la familia para llevarla a un hotel y días después a un albergue. y tuvo que regresar a su país con sus hijas para cuidar de su madre y abuela materna, enfermas de cáncer, dijo que analizarán si demandan al gobierno estadounidense por haber puesto a las niñas en riesgo al expulsarlas de su propio país. «Apenas 15 días antes de ese incidente, en México secuestraron a una tía de mis hijas, se imaginará cómo se sintieron cuando de su país las echaron a medianoche», dijo la mujer. Madre e hijos permanecieron varias semanas en el albergue El Puente de Tijuana en México y obtuvieron el apoyo de la organización legal Al Otro Lado, que ayuda a los migrantes entre Tijuana, San Diego y Los Ángeles.

«Por ahora la prioridad va a ser que mis hijos estudien, porque ninguno de ellos habla inglés», dijo la madre de familia.