Inicio Migrantes “Nos meten en una nevera y nos interrogan”

“Nos meten en una nevera y nos interrogan”

268

Estados Unidos tiene un vasto sistema de centros de detención repartidos por todo el país, que albergan a más de 20.000 niños migrantes. Una investigación especial de la BBC descubrió denuncias de que mantienen las salas a bajas temperaturas, de la existencia de enfermedades, negligencia, piojos y suciedad, a través de una serie de entrevistas con niños y personal de los centros. Más de la mitad de ellos eran niños. Durante marzo y abril, más de 36.000 niños cruzaron a EE.

Muchos niños que viajan solos emprenden su viaje con la esperanza de reunirse con uno de sus padres que ya se encuentra en EE. El presidente Joe Biden ha abierto la frontera a los niños no acompañados que buscan asilo, flexibilizando un poco la política del expresidente Trump de rechazar a los migrantes por la covid-19. Los niños treparon por las orillas, exhaustos. les estaban quitando los cordones de los zapatos y los cinturones a los niños, un proceso generalmente reservado para los presos para evitar que intenten quitarse la vida.

Jordy y los otros niños fueron trasladados en autobús por la noche. Debían unirse a más de 20.000 niños migrantes que están detenidos en EE.

Cómo son las «jaulas» donde Estados Unidos pone a los niños hijos de inmigrantes indocumentados que llegan a Texas

Por eso, hemos estado rastreando a los niños que han sido liberados, para averiguar sobre las condiciones en los sitios de detención de EE. Ariany, de diez años, que cruzó sola a EE. , pasó 22 días detenida esta primavera, la mayoría de ese tiempo en el campamento de Donna. Estaba hacinada en un cubículo de plástico, al igual que muchos otros niños, desde pequeños hasta adolescentes, envuelta en una manta de emergencia plateada.

Ariany finalmente se reunió con su madre, Sonia, a fines de marzo. Sonia había huido de Honduras hace seis años con su hijo debido a la violencia de las pandillas, dejando a Ariany, que era demasiado joven en ese momento para hacer el viaje, con su hermana mayor. Las impactantes primeras imágenes de los centros de detención de menores en EE. Cindy, de 16 años, también detenida en Donna esta primavera, cuenta que había 80 niñas en su cubículo y que ella y la mayoría de los niños estaban mojados debajo de las mantas, debido a las tuberías que goteaban.

Varios niños, entre ellos Ariany y Paola, una joven de 16 años que también fue liberada de Donna, le dijeron a la BBC que les daban comida vencida, podrida o no cocida correctamente. Nos dijeron que muchos niños se pusieron enfermos. «Algunas niñas se desmayaron», contó Jennifer, que tenía 17 años en el momento de su detención. Algunas niñas de Donna podían ducharse una vez a la semana, pero otras dijeron que no se ducharon durante varias semanas seguidas.

Con los niños comiendo y durmiendo en espacios reducidos, los cubículos rápidamente se volvieron insalubres. Ariany, de diez años, dice que los guardias amenazaban a los niños si no mantenían limpias sus abarrotadas habitaciones. Por la noche, dicen los niños, las carpas se llenaban con el sonido del llanto. « Había bebés de dos años o de un año y medio, llorando porque querían a su madre», cuenta Cindy.