Inicio México Perdió su encanto en las elecciones clave AMLO

Perdió su encanto en las elecciones clave AMLO

183

La coalición del presidente Andrés Manuel López Obrador se aferró al control del Congreso en las elecciones del domingo, pero perdió la supermayoría en la Cámara de Diputados, de acuerdo con resultados preliminares los cuales, indicaban que uno de los líderes más populares de América Latina podría enfrentar nuevos límites en su poder. Analistas han mencionado que los resultados fueron relativamente positivos para el movimiento nacionalista y antisistema de López Obrador, dada una serie de problemas políticos, incluida la devastadora pandemia de coronavirus, un colapso económico y una gran tasa de homicidios. Y aunque Morena estaba lista para agregar al menos siete gubernaturas en todo el país a sus seis anteriores, parecía estar enfrentando serios reveses en la influyente Ciudad de México, que había sido una base electoral clave para el presidente. El premio mayor en las elecciones del domingo fueron los 500 curules de la Cámara de Diputados, donde López Obrador esperaba mantener la supermayoría que reunió después de su aplastante victoria en 2018.

Fue la elección más grande de la historia en México, gracias a una reforma que trasladó la votación para muchos puestos al mismo año. Los opositores de López Obrador enmarcaron la votación como una de las más importantes en la historia reciente de México. Los críticos comparan al líder mexicano con populistas como el presidente brasileño Jair Bolsonaro y el líder salvadoreño Nayib Bukele, quienes han demonizado a los adversarios y rechazado los desafíos a su autoridad por parte del poder judicial. La propia opinión de López Obrador sobre las elecciones no fue menos severa.

«Tiene que haber contrapesos», dijo Inés Candano, de 26 años, abogada de la zona acomodada de Polanco en la Ciudad de México, que votó por una coalición de oposición. Morena fue creada por López Obrador y se fortalece con su popularidad, que se ha mantenido alta a pesar de la crisis económica y la muerte de más de 300.000 personas por coronavirus. Daniel Martínez, de 35 años, que vendía sándwiches en Iztapalapa, una zona de bajos ingresos de la capital, dijo que respaldaba a Morena en parte porque se identificaba con el presidente. López Obrador «también viene del ‘pueblo’», dijo.

Estos programas sociales ayudan a explicar por qué López Obrador sigue siendo un «presidente de teflón», dijo otro encuestador, Jorge Buendía. Hay otro factor importante, dice Federico Estévez, politólogo del Instituto Tecnológico Autónomo de México. Los partidos tradicionales de México han sido desacreditados por la corrupción y su incapacidad para generar un crecimiento económico sólido o reducir la violencia vinculada al crimen organizado. No obstante, los votantes en la Ciudad de México parecían estar castigando a Morena por el impresionante número de muertos por covid-19 en la capital, el epicentro del brote, y un accidente en el metro en el que murieron 27 personas el mes pasado.

López Obrador ha reducido drásticamente la burocracia, ha ampliado el papel de las fuerzas armadas y ha presionado por una presencia gubernamental más fuerte en el sector energético. En abril, el partido de López Obrador votó para extender el mandato de cuatro años del presidente de la Suprema Corte, un aliado del presidente, medida que los expertos legales calificaron descaradamente de inconstitucional. López Obrador se ha comprometido a respetar la prohibición de México a la reelección presidencial. Pero Luis Rubio, presidente del think tank México Evalúa, dijo a Uno TV que la acción generó una tremenda incertidumbre.