Inicio USA Preguntas y respuestas importantes sobre la vacuna del COVID-19

Preguntas y respuestas importantes sobre la vacuna del COVID-19

83

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

¿Qué tipos de vacunas contra la COVID-19 se están desarrollando? ¿Cómo funcionarían?

Científicos de todo el mundo están desarrollando muchas posibles vacunas contra la COVID-19. Todas están diseñadas para enseñar al sistema inmunitario del organismo a reconocer y bloquear de manera segura el virus causante de la COVID-19.

Se están desarrollando diversos tipos de posibles vacunas contra la COVID-19, entre ellas:

  • Vacunas con virus inactivados o atenuados: utilizan un virus previamente inactivado o atenuado, de modo que no provoca la enfermedad, pero aún así genera una respuesta inmunitaria.
  • Vacunas basadas en proteínas: utilizan fragmentos inocuos de proteínas o estructuras proteínicas que imitan el virus causante de la COVID-19, con el fin de generar una respuesta inmunitaria.
  • Vacunas con vectores virales: utilizan un virus genéticamente modificado que no puede provocar la enfermedad, pero sí puede producir proteínas de coronavirus para generar una respuesta inmunitaria segura.
  • Vacunas con ARN y ADN: un enfoque pionero que utiliza ARN o ADN genéticamente modificados para generar una proteína que por sí sola desencadena una respuesta inmunitaria.

¿Me ayudarán otras vacunas a protegerme contra la COVID-19?

En la actualidad no hay pruebas científicas de la protección que otras vacunas existentes podrían ofrecer contra la COVID-19.

Sin embargo, los científicos están tratando de determinar si algunas de las vacunas existentes, por ejemplo la vacuna con el bacilo Calmette-Guérin (BCG), que se utiliza para prevenir la tuberculosis, son eficaces también contra la COVID-19. La OMS evaluará las pruebas científicas de esos estudios cuando estén disponibles.

¿Las vacunas contra la COVID-19 proporcionarán protección a largo plazo?

Es demasiado pronto para saber si las vacunas contra la COVID-19 proporcionarán protección a largo plazo. Se requieren más investigaciones para responder a esa pregunta. Sin embargo, los datos disponibles son alentadores por cuando sugieren que la mayoría de las personas que se recuperan de la COVID-19 desarrollan una respuesta inmunitaria que ofrece al menos alguna protección contra una nueva infección, si bien aún estamos tratando de determinar la intensidad y duración de esa protección.

Tampoco está claro todavía cuántas dosis de una vacuna contra la COVID-19 serán necesarias. La mayoría de las vacunas que se están ensayando utilizan un régimen de dos dosis.

¿Cuales son los planes para la distribución de las vacunas contra el COVID-19?

El gobierno federal supervisará un sistema centralizado para pedir, distribuir y hacer un seguimiento de las vacunas contra el COVID-19. Todos los pedidos de las vacunas se realizarán a través de los CDC. Los proveedores de vacunas recibirán las vacunas mediante el distribuidor centralizado de los CDC o directamente a través del fabricante de la vacuna.

Los esfuerzos de planificación se han centrado en cada paso y detalle del proceso, que incluye:

  • Establecer y poner a prueba planes de logística con fabricantes y socios comerciales que forman parte del sistema centralizado de entrega de la vacuna contra el COVID-19 de los CDC
  • Coordinar la primera distribución de vacunas y suministros necesarios desde ubicaciones centralizadas
  • Ordenar procesos de solicitud para dosis adicionales de vacunas una vez que haya sido enviado el primer suministro
  • Recibir, almacenar y manipular las vacunas de manera adecuada manteniendo las temperaturas específicas
  • Decidir quiénes deberían vacunarse primero, de acuerdo con las recomendaciones nacionales, en caso de que no haya una cantidad suficiente de dosis de vacunas para todos
  • Suministrar las vacunas de manera segura durante una pandemia en curso
  • Notificar sobre los inventarios, la administración y la seguridad de la vacuna a través de varios sistemas de datos nuevos y mejorados
  • Ampliar la vigilancia de seguridad a través de la implementación de nuevos sistemas y fuentes de información adicionales y mejorar los sistemas de monitoreo de seguridad existentes

Esta situación sigue cambiando y la planificación avanzará a medida que se disponga de más información sobre las vacunas autorizadas o aprobadas Conseguir una vacuna contra el COVID-19 que sea segura y efectiva es parte fundamental de la estrategia de los EE. UU. para reducir los casos de COVID-19, y las hospitalizaciones y muertes relacionadas con el COVID-19, y lograr que la sociedad vuelva a funcionar como lo hacía antes de la pandemia del COVID-19. El objetivo es tener suficientes dosis de la vacuna contra el COVID-19 para poder vacunar a todas las personas de todo el mundo que deseen hacerlo.

¿Habra suficientes vacunas para todos?

Cuando la FDA autorice o apruebe por primera vez el uso de una o más vacunas contra el COVID-19 en los Estados Unidos, puede haber un límite de suministros. Es decir que no todos podrán vacunarse de inmediato. Entendemos que esto podría resultar preocupante para algunas personas, especialmente para quienes corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa de este virus y para sus seres queridos.

Por tal motivo, anticipándose a la respuesta, el gobierno federal comenzó a invertir en ciertos fabricantes de vacunasícono de sitio externoícono de sitio externo para ayudarlos a aumentar su capacidad para fabricar y distribuir rápidamente una cantidad grande de vacunas contra el COVID-19. Esto permitirá que los Estados Unidos pueda comenzar con la mayor cantidad de vacunas posible e ir aumentando continuamente el suministro en las semanas y los meses subsiguientes. El objetivo es que todos puedan acceder fácilmente a la vacuna contra el COVID-19 en cuanto haya grandes cantidades disponibles. Miles de proveedores de vacunas estarán disponibles, incluidos los consultorios médicos, farmacias minoristas, hospitales y centros de salud habilitados por el gobierno federal.

 Si ya tuve COVID-19 y me reupere ¿debo vacunarme de todos modos?

En este momento no hay suficiente información disponible como para afirmar si una persona que estuvo infectada no volverá a infectarse o por cuánto tiempo estará protegida contra el COVID-19; esto se llama inmunidad natural. La evidencia sugiere que es probable que la inmunidad natural contra el COVID-19 no dure demasiado, pero se necesitan más estudios para entender mejor esto. Hasta que tengamos una vacuna disponible y el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés) haga las recomendaciones pertinentes a los CDC sobre cómo hacer un mejor uso de las vacunas contra el COVID-19, los CDC no pueden opinar acerca de si las personas que tuvieron COVID-19 deberían vacunarse contra el COVID-19

Qué esperar luego de recibir la vacuna contra

el COVID-19

La vacunación contra el COVID-19 ayudará a protegerlo de contraer el COVID-19. Es posible que experimente efectos secundarios, los cuales son signos normales de que su organismo está generando protección. Estos efectos secundarios pueden afectar su capacidad de realizar sus actividades diarias, pero deberían desaparecer al cabo de pocos días.

  • Los efectos secundarios pueden ser similares a los síntomas de la influenza (gripe) e incluso afectar su capacidad de realizar sus actividades diarias, pero deberían desaparecer en pocos días.
  • Con la mayoría de las vacunas contra el COVID-19, necesitará 2 inyecciones para que funcionen. Aplíquese la segunda inyección incluso si experimenta efectos secundarios después de la primera aplicación, a menos que el proveedor de vacunación o su médico le indiquen que no se aplique la segunda inyección.
  • Su organismo necesita tiempo para generar protección luego de aplicarse cualquier vacuna. Las vacunas contra el COVID-19 que requieren 2 inyecciones podrían no protegerlo hasta una semana o dos después de aplicarse la segunda inyección.

¿Debo de usar mascarilla y evitar el contacto cercano con los demas si recibí la vacuna?

Sí. Mientras los expertos obtienen más información acerca de la protección que brindan las vacunas contra el COVID-19 en condiciones de la vida real, es importante que todos sigamos usando todas las herramientas disponibles para ayudar a detener esta pandemia, como usar una mascarilla que cubra la boca y la nariz, lavarse las manos con frecuencia y mantener una distancia de al menos 6 pies de los demás. En conjunto, la vacuna contra el COVID-19 y las recomendaciones de los CDC sobre cómo protegerse y proteger a los demás ofrecerán la mejor protección contra el COVID-19 para evitar infectarse y propagarlo. Los expertos necesitan conocer más acerca de la protección que ofrecen las vacunas contra el COVID-19 antes de decidir hacer cambios en las recomendaciones sobre las medidas que todos deberían tomar para desacelerar la propagación del virus que causa el COVID-19. Otros factores, incluidos cuántas personas se vacunaron y cómo el virus se propaga en las comunidades, también incidirán en esta decisión