Inicio Salud Protégete del COVID-19: Deja de fumar y vapear ahora

Protégete del COVID-19: Deja de fumar y vapear ahora

205

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Escrito por Elisa Tong, MD, MS Profesora Asociada de Medicina Interna Universidad de California, Davis Directora de Proyecto, CA Quits

Los doctores como yo y muchos otros profesionales de la salud estamos trabajando para atender a pacientes enfermos debido al virus del COVID-19 también llamado el coronavirus. Las mejores formas en que tú puedes ayudar son permanecer en casa, lavarte las manos y no fumar o vapear.

Aquí tienes tres buenas razones para dejar de fumar y vapear lo mas pronto posible:

Fumar duplica tu riesgo de desarrollar infecciones respiratorias.
En un estudio,1 391 voluntarios sanos recibieron 1 de 5 virus respiratorios, incluyendo uno de coronavirus, en un líquido que fue goteado en sus narices. Los voluntarios que fumaban tuvieron el doble de probabilidades de desarrollar una infección que aquellos que no fumaban. Es sabido que fumar debilita al sistema inmunitario y la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones.
Fumar duplica tu riesgo de que la enfermedad por COVID-19 sea más severa.
Cinco estudios publicados a la fecha,3 indican que fumar probablemente se relacione con padecer una enfermedad mas severa por COVID-19. En el estudio más amplio de 1099 personas con COVID-19,4 los fumadores tenían una probabilidad 2.4 veces mayor de enfermarse de gravedad (por ejemplo: ingresar a una unidad de cuidados intensivos, requerir de un respirador artificial, morir) en comparación a los que no fumaban. Fumar puede ocasionar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC o COPD, por sus siglas en inglés) y otros problemas que podrían contribuir a la severidad de la enfermedad.2 Dejar de fumar mejora tu salud, incluso si tienes EPOC o una enfermedad cardiovascular.
Vapear también puede dañar la salud de tus pulmones.
Creciente evidencia sugiere que el aerosol emitido por los dispositivos para vapear puede dañar los pulmones a nivel celular y de los órganos y empeora la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones respiratorias.6 El brote reciente de lesiones pulmonares relacionadas con el uso de cigarrillos electrónicos u otros productos para vapear, que afecta predominantemente a los jóvenes, sigue siendo una amenaza grave para la salud pública.