Inicio USA Segundo cheque de estímulo está cada vez más lejos; hasta “Labor Day”...

Segundo cheque de estímulo está cada vez más lejos; hasta “Labor Day” no se anticipa avance en negociaciones

216

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Los demócratas no volverán a negociar un nuevo paquete de estímulo a menos que los republicanos cedan al reclamo para que la legislación ascienda mínimo a $2.2 billones de dólares.

Nancy Pelosi, líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, insistió este jueves en que no hay espacio para llegar a acuerdos y que “no hay razón” para continuar con las conversaciones hasta que la administración de Donald Trump se mueva en la dirección que espera la delegación demócrata.

La prueba de que el impasse entre las partes continúa fue la estéril conversación ayer entre Pelosi y el jefe de personal de la Casa Blanca, Mark Meadows, a quien  la legisladora le indicó que los demócratas no están dispuestos a bajar la cifra.

“Nosotros no podemos bajar más porque necesitamos cumplir con las necesidades de las estadounidenses”, insistió Pelosi ante reporteros. “No los podemos dejar cortos”, agregó la portavoz, según citada por la cadena CNN.

Antes de la llamada de ayer, Pelosi había dicho que la conversación se daría simplemente por respeto a Meadows, ya que la persona que consideran el líder en las negociaciones es el director del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin.

“Nosotros no compartimos los mismos valores. Es por eso que es tan difícil llegar a un acuerdo sobre esto”, planteó la demócrata.

Los republicanos evalúan la posibilidad de presentar una legislación más reducida (“skinny”) en los próximos días.Los reportes de medios como NBC indican que la legislación no incluirá una segunda ronda de cheques de estímulo a pesar de las múltiples menciones del tema por parte de republicanos como el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, y hasta de Trump.

La medida de los republicanos implicaría un desembolso de $500 mil millones de dólares que serían dirigidos a un aumento extra semanal de beneficios por desempleo, entre otras propuestas.

En vista del escenario anterior, no se vislumbra que antes de “Labor Day” las partes avancen en el proceso para la aprobación de un nuevo paquete de estímulo.