Inicio México Temen saturación de panteones en Tijuana por muertos de Covid-19

Temen saturación de panteones en Tijuana por muertos de Covid-19

270

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Tijuana es uno de los municipios más afectados por COVID-19 en México, hay 1,427 infectados positivos, tan sólo en esta entidad han muerto 343 personas, mientras que en otros municipios lo que suman 518 en todo el estado. Se registran 3,040 infectados desde el inicio de la pandemia, mientras existen 431 activos contagiantes.

El hospital público, administrado por el estado con algunos fondos federales, ha estado lidiando con la repentina saturación de pacientes en las últimas semanas y al menos una docena de médicos han dado positivo en las pruebas de coronavirus. La escasez de personal ha significado que, en algunos turnos, no haya médicos en el piso de coronavirus.

Hay otros 12 cementerios municipales en Tijuana, todos ellos llenos, según Jesús Salvador García, director de cementerios de Tijuana, quien dijo que hasta el domingo 35 cuerpos con COVID-19 confirmado habían sido recibidos en el Cementerio Municipal No. 13, informó el portal San Diego Union Tribune.

El Departamento de Reforestación y Panteones en Tijuana adelantó la habilitación de alrededor de 3,000 fosas en el Cementerio Municipal 13, debido al incremento en la recepción de cuerpos que fallecieron por Covid-19, un aproximado de entre 40 y 50 cadáveres más por mes.

El rápido crecimiento de la población y los altos niveles de violencia llevaron a la ciudad a añadir 2.5 acres al Cementerio Municipal No. 12 de 35 acres en 2011 para crear el No. 13 se llenó rápidamente, impulsando a los trabajadores de la ciudad a arrasar nuevos espacios para los muertos.

Los cuerpos no identificados son enterrados en una fosa común, donde tres o más son enterrados juntos.

El Panteón Municipal 13 inicialmente fue planeado para llenarse de muertos en siete años, a partir de 2018, pero con tanto asesinato y ahora con los decesos por coronavirus terminó por llenarse en menos tiempo: menos de tres años, informó por su parte El Universal.

Antes de que fuera declarada la pandemia, el promedio era de entre 230 y 250 entierros por mes, la cifra repuntó a unos 300 o hasta 350, es decir, 25% más, cuenta el jefe del Departamento de Panteones, Jesús Salvador García. Tan sólo en abril —cuando recibieron el primer muerto por Covid-19— enterraron a más de 40 personas que fallecieron por el mismo virus, aunque para este mayo advierten aún más.

Ese terreno debía llenarse hasta el siguiente año, dice Salvador, el plan era que a partir de diciembre comenzará el proyecto para habilitar entre 2,000 y 3,000 fosas nuevas en el mismo panteón, pero el Covid-19 los obligó a adelantar los planes.

Cada día llegan entre 20 y 30 carrozas con los cuerpos, relata uno de los empleados del panteón que prefiere no dar su nombre. Antes en un día con mucho trabajo acostumbraban a recibir unos 15; los protocolos son diferentes porque ahora todos deben portar un traje de buzo y una máscara que más se siente como si les robara el aire.

Pero no se trata sólo del Covid-19. Los huecos de ese terreno perdido a las orillas de Tijuana están llenos de víctimas de la violencia. La Fiscalía General del Estado (FGE) reporta 726 asesinatos desde enero hasta el 12 de mayo, 65 de ellos cometidos en la primera semana y media de mayo.