Inicio Deportes Tokio 2020: cómo hacen las pruebas diarias de COVID-19 a los atletas...

Tokio 2020: cómo hacen las pruebas diarias de COVID-19 a los atletas que competirán en los Juegos Olímpicos

350

pruebas diarias de COVID-19 a los atletas

Cada kit tiene nuestra información y es un embudo, un tubo, una liga y una servilleta», comenzó a explicar la atleta desde su cuenta de TikTok. « Ahora sí, abrimos el tubo, ponemos el embudo y a llenarlo. Ya con esto listo -no lo voy a enseñar porque me da mucho asco- quitamos el embudo, lo tapamos, lo enredamos en la servilleta, lo amarramos con la liga y lo metemos a nuestro kit», puntualizó. Cabe recordar que el jueves pasado, el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, decidió volver a declarar el estado de emergencia en el área de Tokio, una alerta que estará vigente hasta el 22 de agosto y que coincidirá con la celebración de los Juegos Olímpicos.

El país asiático decidió, asimismo, prolongar dicho nivel de alerta en la región de Okinawa , donde ya se encontraba activa, y mantener ciertas restricciones en las prefecturas de Chiba, Saitama y Kanagawa, colindantes con Tokio y donde también se disputarán competiciones de los Juegos. Por su parte, la ministra a cargo del evento, Tamayo Marukawa, declaró en dichas fechas que los olímpicos se realizarían sin público. En diálogo con la prensa internacional antes del encuentro donde se definió que las competencias serán sin espectadores, Hashimoto fue clara en su postura sobre la situación de tener público. « Apoyaremos cualquier medida que sea necesaria para tener unos Juegos Olímpicos y Paralímpicos seguros para el pueblo japonés y todos los participantes», declaró el principal referente de la familia olímpica.

Esta medida se optó, después de que el 21 de junio, la organización de los próximos Juegos Olímpicos había definido que las sedes iban a tener un 50 por ciento de capacidad disponible con un máximo de 10.000 personas según el estadio. Pero dada la situación de la pandemia, se definió que las competencias serán a puertas cerradas para el público local.