Inicio Última Hora Ucrania está rodeada en tres frentes

Ucrania está rodeada en tres frentes

424

La administración de Joe Biden se ha vuelto cada vez más abierta sobre sus preocupaciones de que Rusia organice un incidente en los próximos días que crearía un pretexto falso para una invasión de Ucrania. Los hallazgos de inteligencia de Estados Unidos y Europa en los últimos días han generado preocupaciones de que Rusia pueda intentar atacar un ejercicio militar ucraniano programado para el martes en el este de Ucrania para lanzar una «operación de bandera falsa», según dos personas familiarizadas con el asunto que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar públicamente al respecto. Los funcionarios de inteligencia estadounidenses creen que apuntar al ejercicio militar es solo una de las múltiples opciones que Rusia ha sopesado como una posibilidad para una operación de bandera falsa. La Casa Blanca ha subrayado que no saben con certeza si el presidente Vladimir Putin ha tomado la determinación final de lanzar una invasión.

Las fuerzas de Moscú se concentran en el norte, este y sur de Ucrania en lo que el Kremlin insiste en que son ejercicios militares. Si ocurriera una invasión, no está claro dónde comenzaría. Rusia ha creado puntos de presión en Crimea al sur, en el lado ruso de la frontera de los dos países y en Bielorrusia al norte. Un funcionario estadounidense actualizó a más de 130.000 la estimación de la administración Biden sobre cuántas fuerzas rusas están ahora ubicadas cerca de las fronteras de Ucrania, frente a las más de 100.000 que Estados Unidos ha citado públicamente en semanas anteriores.

Los analistas que intentan descubrir cómo Rusia podría invadir dicen que cualquier ataque comenzaría con ofensivas aéreas y con misiles, probablemente dirigidos a sitios militares ucranianos. «»Si Putin acepta una invasión, entonces no serán tanques o barcos en la vanguardia, sino más bien fuerzas aéreas y de misiles. En las regiones separatistas de Donetsk y Luhansk, donde las fuerzas ucranianas y los separatistas respaldados por Rusia han estado en conflicto desde 2014. Esta podría ser la posición más fácil desde la cual lanzar una invasión, según expertos que están analizando en detalle los movimientos rusos.

Además, el aumento de la actividad en los óblasts de Kursk y Belgorod, que limitan con el noreste de Ucrania, es otra área problemática. «Según el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, hay «unas 30.000 tropas de combate esperadas, fuerzas de operaciones especiales Spetsnaz, aviones de combate que incluyen SU-35, misiles de doble capacidad Iskander y sistemas de defensa aérea S-400″. Los simulacros conjuntos también proporcionarían cobertura para un movimiento de flanqueo a través de Bielorrusia y hacia el norte de Ucrania. Pero, si Rusia entrara por Bielorrusia, la ruta estaría plagada de dificultades.

Cualquier movimiento hacia el sur de Ucrania podría contar con la ayuda de tropas en Transnistria, la región disidente de Moldavia apoyada por Rusia, donde también se ha informado de una acumulación.

Cómo se prepara Ucrania

Pero si bien Zelenskyy ha instado a evitar el pánico que teme que pueda socavar la economía de Ucrania, él y sus líderes civiles y militares también están preparando defensas, solicitando y recibiendo un flujo de armas de Estados Unidos y otros miembros de la OTAN. Zelenskyy vistió un militar verde oliva en un simulacro con tanques y helicópteros cerca de la frontera de Ucrania con Crimea, anexada por Rusia, este fin de semana. «No vamos a darle a Rusia la oportunidad de llevar a cabo una sorpresa aquí, de lanzar algo sobre Ucrania o el mundo», dijo Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional de EEUU, a CNN el domingo, sobre las advertencias de EEUU.

Rusia sigue negando una invasión

Esta semana, Rusia movió seis barcos de asalto anfibios al Mar Negro, aumentando su capacidad para desembarcar en la costa. Putin niega cualquier intención de atacar a Ucrania. Rusia exige que Occidente mantenga a los antiguos países soviéticos fuera de la OTAN. Como reflejo de las preocupaciones de Occidente, la aerolínea holandesa KLM canceló vuelos a Ucrania hasta nuevo aviso, dijo la compañía.

Y la agencia de seguridad del tráfico aéreo de Ucrania, Ukraerorukh, emitió un comunicado declarando que el espacio aéreo sobre el Mar Negro es una «zona de peligro potencial» y recomendó que los aviones eviten volar sobre el mar del 14 al 19 de febrero.

Occidente sigue empujando por el camino diplomático

Los funcionarios estadounidenses creen que tienen meros días para evitar una invasión y un enorme derramamiento de sangre en Ucrania. Si bien EEUU y la OTAN han dejado en claro que no tienen la intención de enviar tropas a Ucrania para luchar contra Rusia, cualquier invasión y las sanciones de castigo resultantes prometidas por EEUU y otros países podrían repercutir mucho más allá de la ex república soviética, afectando los suministros de energía, los mercados globales y el equilibrio de poder en Europa. Estados Unidos estaba retirando a la mayor parte de su personal de la embajada en Kiev e instó a todos los ciudadanos estadounidenses a abandonar Ucrania de inmediato. El Ejército de EEUU también está trasladando 1.000 soldados de Alemania a Rumania, que al igual que Polonia comparte frontera con Ucrania.

Rusia y Ucrania han estado atrapadas en un amargo conflicto desde 2014, cuando el líder ucraniano, amigo del Kremlin, fue expulsado de su cargo por un levantamiento popular. Moscú respondió anexando la península de Crimea y luego respaldando una insurgencia separatista en el este de Ucrania, donde los enfrentamientos han causado la muerte de más de 14.000 personas.