Inicio USA Un grupo de seguidores de Donald Trump protestaron frente al Capitolio

Un grupo de seguidores de Donald Trump protestaron frente al Capitolio

155

La Policía del Capitolio, que no dejaba nada librado al azar, estaba reforzada con cientos de agentes traídos a Washington para evitar una repetición de los ataques antes de la juramentación presidencial. Se erigió una valla en torno al Capitolio, la policía de la ciudad estaba en alerta y se pidieron refuerzos a la Guardia Nacional. Hubo algunos altercados al comenzar el acto y una persona fue arrestada por portar un puñal, dijo la policía, pero no hubo mayores incidentes al comienzo. La policía también estaba atenta a la eventualidad de que hubiera gente armada.

El acto tuvo lugar en un campo lejos del Capitolio rodeado por camiones pesados. Dentro del Capitolio se colocaron escudos policiales en puertas y ventanas, en agudo contraste con los hechos de enero, cuando los agentes sin pertrechos antimotines fueron superados rápidamente por los revoltosos.

Respeto

El Capitolio, sede del Congreso, se encontraba sin legisladores pues muchos están de vacaciones y el acto es el fin de semana. «Nuestra defensa es en nombre de la gran mayoría de las personas detenidas en ese evento que no están acusadas de cometer violencia contra los agentes de policía, que no están acusadas de destrucción de la propiedad». Miles de simpatizantes de Trump, entre ellos supremacistas blancos y ultranacionalistas, irrumpieron el 6 de enero en el Capitolio donde los legisladores ase aprestaban a certificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre. Una manifestante fue abatida por la policía cuando intentaba entrar en el Senado.

Las autoridades dicen que la turba agredió a 140 agentes. «Nuestras mentes y corazones están con las personas que están siendo perseguidas injustamente por la protesta del 6 de enero sobre la amañada elección presidencial», dijo Trump el jueves en un comunicado.

El resto de los republicanos toma distancia

Los republicanos se han distanciado de la protesta, pese a que algunos legisladores de extrema derecha han manifestado su empatía con los detenidos en los últimos meses y los describen como «prisioneros políticos». «El senador de Dakota del Sur John Thune, el «número dos» de los republicanos en la Cámara Alta», ha señalado, citado por el diario The New York Times, que «hay mucha gente claramente enfadada que quiere marchar hacia el Capitolio».