Inicio Europa Vaticano reafirma que no puede dar bendición a la unión entre personas...

Vaticano reafirma que no puede dar bendición a la unión entre personas del mismo sexo

366

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

El Vaticano emitió el lunes una nota aclaratoria reafirmando que la Iglesia Católica no puede dar bendiciones a las uniones entre personas del mismo sexo después de que el tema haya surgido en algunos ambientes eclesiásticos.
«No es permisible dar una bendición a las relaciones, ni siquiera a las parejas estables, que impliquen prácticas sexuales fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abiertos, en sí mismos, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo», señala la Congregación para la Doctrina de la Fe.
La posición, llamada «Responsum ad dubium», es decir, respuesta a una pregunta, se dio a partir de una pregunta surgida entre varios sacerdotes sobre el poder de la Iglesia para dar bendición a las uniones entre personas del mismo sexo.
«Algunos entornos eclesiásticos están difundiendo proyectos y propuestas de bendiciones para las uniones entre personas del mismo sexo. Estos proyectos están motivados por un deseo sincero de acoger y acompañar a las personas homosexuales, que proponen formas de crecimiento en la fe», dice el texto divulgado por el Vaticano.
La Congregación para la Doctrina de la Fe, encabezada por el cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer, afirmó, sin embargo, que «Dios ama a toda persona, así como a la Iglesia, rechazando cualquier discriminación injusta».
También se hace un llamamiento en la respuesta emitida hoy a la «comunidad cristiana y a los pastores para que acojan con respeto y delicadeza a las personas con inclinaciones homosexuales» y «sepan encontrar las modalidades más adecuadas».
Recientemente, en un documental sobre el Papa Francisco de Evgeny Afineevsky, el pontífice afirmó que los homosexuales «tienen derecho a formar una familia», en referencia a las leyes de la unión civil.
La declaración tuvo grandes repercusiones e incluso provocó críticas del ala más conservadora de la Iglesia Católica.
De hecho, la frase surgió de diferentes respuestas en una entrevista que fueron editadas e incluidas en el documental, como si fueran una, sin contexto, en la que el Papa se refería a la ley promulgada en Argentina.